domingo, 25 de agosto de 2013

ORACION A SAN PASCUAL BAILON PARA GRAVES Y GRANDES NECESIDADES


En la Imagen San Pascual Bailon arrodillado y rodeado de angeles

¡Oh poderosísimo abogado mío,
y especialísimo protector, San Pascual!
en este día llego ante vos
y me ofrezco como vuestro devoto y perpetuo siervo.

Me regocijo de la gloria que en el cielo gozáis,
y de cuanto el Señor os ha honrado en la tierra,
haciendo vuestro nombre así glorioso
por medio de tantos y tan maravillosos milagros. 

 
San Pascual bienaventurado os suplico,
 por los muchos favores que de Dios habéis recibido,
y por la devoción y amor grande que tuvisteis
 durante vuestra santa vida,
 al augusto Sacramento del altar y a María Santísima,
me toméis bajo vuestro especial patrocinio,
 pidiéndoos como por principal gracia,
la consecución de la salud eterna de mi alma.

Glorioso san Pascual Bailón,
vos que tanto bien hicisteis en la tierra,
y que con continuos prodigios y milagros,
continuáis haciendo desde el Cielo
ayudadme en mis dificultades,
dadme consuelo y socorro en mis carencias y miserias,
dadme alivio y auxilio en mis graves necesidades, 
que se acaben mis problemas de dinero y vivienda,
mediad os ruego con todo mi ser
ante vuestro amado Jesús Sacramentado
y su Madre, la Santísima virgen María,
para que pueda obtener lo que tanto preciso:

(hacer la petición).

¡Oh gloriosísimo Padre mío San Pascual!
ya que fuiste en vuestra vida un Ángel en las costumbres,
sin haber perdido jamás el candor de la pureza
 é inocencia bautismal,
humildemente os suplico vuestra ayuda,
protegedme ante las enfermedades y peligros,
libradme de males y enemigos
y conseguidme cuanto os pido
si es de utilidad a mi alma.

San Pascual bendito,
ponedme para siempre bajo vuestro patrocinio,
y conseguidme finalmente, os ruego,
todas aquellas virtudes que me son necesarias
para hacer un feliz tránsito á la otra vida,
donde para siempre ame,
bendiga y alabe al Señor por infinitos siglos.
Amén. +

Reza con mucha devoción y fe,
tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. 
Repite la oración, junto a los rezos que se indican 
por tres días seguidos, 
y, sí tus necesidades son muy urgentes de resolver, 
haz la oración durante nueve días seguidos. 

NOTAS SOBRE ESTE GRAN SANTO 

Nació en España en el año 1540. Desde muy niño fue pastor, y a los 24 años ingresó en un convento franciscano. Durante toda su vida fue humilde, alegre y cariñoso con todos, y, pese a su pobreza, lo poco que tenía lo daba a alguien más necesitado, incluso su habito y sandalias. 

De niño siendo pastor, ya hacía sus mortificaciones. Por ej. la de andar descalzo por caminos llenos de piedras y espinas. Y cuando alguna de las ovejas se pasaba al potrero del vecino le pagaba al otro, con los escasos dineros que le pagaban de sueldo, el pasto que la oveja se había comido. 

A los 24 años pidió ser admitido como hermano religioso entre los franciscanos. Al principio le negaron la aceptación por su poca instrucción, pues apenas había aprendido a leer. Y el único libro que leía era el devocionario, el cual llevaba siempre mientras pastoreaba sus ovejas y allí le encantaba leer especialmente las oraciones a Jesús Sacramentado y a la Santísima Virgen María. 

Como religioso franciscano sus oficios fueron siempre los más humildes: portero, cocinero, mandadero, barrendero. Pero su gran especialidad fue siempre un amor inmenso a Jesús en la Santa Hostia, en la Eucaristía. 

Durante el día, cualquier rato que tuviera libre lo empleaba para estarse en la capilla, de rodillas con los brazos en cruz adorando a Jesús Sacramentado. Por las noches pasaba horas y horas ante el Santísimo Sacramento. Cuando los demás se iban a dormir, él se quedaba rezando ante el altar. Y por la madrugada, varias horas antes de que los demás religiosos llegaran a la capilla a orar, ya estaba allí el hermano Pascual adorando a Nuestro Señor. 
Su amor por la Virgen fue tan grande que "hablaba" con Ella y le dedicaba bailes pastoriles. En más de una ocasión le vieron danzar delante de Ella, pero lo hacía con tal devoción que nadie, ni los demás hermanos franciscanos le decían nada ni se burlaban de él. Es tradición bailar, como homenaje a San Pascual, cuando el favor que se ha pedido por su intercesión es concedido. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates