sábado, 28 de diciembre de 2013

ORACION A LA VIRGEN DEL CARMEN PARA AMPARO, DEFENSA Y PROTECCION


la Virgen con el Niño sentado en sus piernas mostrando el Escapulario y Angeles


¡Oh Virgen Santísima Inmaculada,
belleza y esplendor del Carmen!
Tú, que miras con ojos de particular bondad
al que acude lleno de esperanza ante Ti,
mírame benignamente con tus bellos ojos
y cúbreme con el maravilloso auxilio 
de tu maternal y muy eficaz protección. 

Amantísima Madre mía, de bondadoso Corazón, 
Oh María Santísima del Carmen 
Tú que eres la Señora llena de piedad que nos ama, 
recibe mis alabanzas y escucha mi oración.

   Tú que eres la que cura nuestras heridas, 
que sana nuestros cuerpos y almas, 
que levanta al perdido, socorre al abatido 
y que ayuda diligentemente al que pasa por fatigas, 
llena mi corazón de alegría 
y tiende nuevamente hacia mí 
esa tu mano misericordiosa, 
tenme presente en tus pensamientos 
y ruega y media por mí a Dios Padre, 
Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Oh Señora mía, Madre bien amada, 
fortalece mi flaqueza con tu gracia y con tu poder,
ilumina las tinieblas de mi entendimiento
con tu sabiduría, con tu saber hacer, 
aumenta en mí la fe, la esperanza y la caridad.

Adorna mi alma con tales gracias y virtudes
que sea siempre amada de vuestro divino Hijo 
y muy especialmente de Ti.

Asísteme en vida, consuélame cuando muera
lléname con tu amabilísima presencia,
y preséntame a la Santísima Trinidad
como hijo y siervo-a devoto-a tuya,
para alabarte eternamente
y bendeciros en el Paraíso.
Amén. 

ORACIÓN DEL SANTO ESCAPULARIO 

Soberana Virgen del Carmen, 
Madre común de todos los fieles, 
pero muy en especial de los que visten 
vuestro Santo Escapulario: 
alcanzadme a mí, 
que soy uno de vuestros privilegiados hijos, 
que viva bajo vuestra protección todos los días 
de mi peregrinación por este mundo, 
que muera bajo vuestro manto maternal, 
y, si Dios me destinase a expiar 
mis pecados en el Purgatorio, 
sacadme de allí cuanto antes 
con vuestra poderosa intercesión, 
cómo lo habéis prometido 
a todos aquellos que se adornan 
con el escudo e insignia 
de los predilectos hijos del Carmelo. 

¡Oh dulcísima María! 
"defensa en los peligros, 
prenda de vuestro amor singular, 
y pacto de eterna alianza con vuestros hijos", 
llamasteis a vuestro Santo Escapulario. 

Que nunca, pues, se rompa este pacto 
por mi dejadez o malas acciones, 
¡oh Madre mía querida!; 
y en prueba de mi fidelidad perpetua, 
yo me ofrezco todo a Vos, 
y consagro en este día mis ojos, 
mis oídos, mi lengua y todo mi ser; 
y pues soy todo vuestro, 
amparadme, guardadme y defendedme 
de todos los males, peligros y enemigos 
como cosa y posesión vuestra. 
Amén. +

Reza con fervor y mucha devoción 
a la Virgen del Carmen la Salve y tres Avemarías. 
Repite todo con fe y esperanza 
durante tres días seguidos. 

NOTAS SOBRE EL SANTO ESCAPULARIO

La Virgen María dio a San Simón el escapulario marrón, diciendo: "Toma este Escapulario, será un signo de la salvación, la protección en peligro y una promesa de paz. Todo aquel que muere llevando este escapulario no sufrirá el fuego eterno."  El alma lleva el escapular estaría en el cielo en el primer sábado del mes siguiente a la muerte. 

Por lo tanto, el uso del escapulario marrón no es necesaria; es un sacramental útil para recordarnos que no estamos solos y que Dios a través de la asistencia de María nos mantiene cerca del Misterio. Originalmente solamente usado por los de la Orden del Carmen, pronto fue adoptado por los fieles laicos. A día de hoy, el escapulario marrón, es uno de los más populares de todos los sacramentales católicos y es de fácil adquisición en Iglesias, comercios especializados y tiendas religiosas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates