jueves, 25 de julio de 2013

ORACION AL SEÑOR SANTIAGO CONTRA HECHICERIAS, ENVIDIAS, MAGIAS, INJUSTICIAS


Imagen de Santiago apostol, peregrino con la vara y el libro cerrado.


Gloriosísimo Santiago el Mayor,
padre de infinitos mártires y santos,
aclamado por todos como Apóstol de la Paz,
a quien se le da enormemente las gracias
en todas las naciones, en cualquier parte y lugar,
que fuiste recompensado con un trono Celestial
por tu amor y obediencia al Señor,
te pedimos ¡ruega por nosotros!

Santiago gran defensor de la fe,
que dejando todo, familia y trabajo,
despreciando lo que el mundo te ofrecía,
a la primera llamada respondiste con un ¡si!
y seguiste a Jesús incondicionalmente,
incluso antes de ser testigo de sus milagros. 

 
Oh Santiago, gloriosísimo Apóstol de Jesucristo, 
que con tu predicación convertiste a tantos,
y a muchos más ganaste para mayor gloria del Señor,
hoy te invoco con fe y confianza,
escucha mi suplica, dame tu ayuda y bendición. 

Llamado el terror de los demonios 
y espanto de nuestros enemigos, 
tú que saliste victorioso de la batalla que libraste
contra las legiones de demonios,
contra magos y hechiceros,
y contra todos los poderes de la oscuridad,
préstame tu brazo poderoso
y líbrame de toda envidia, de todo enemigo y mal.

Glorioso Santiago, por los méritos que Dios te dio, 
acude a nosotros y sé nuestra fuerza y defensa, 
tú que das alivio y esperanza
a los que están lejos de su país,
que manifiestas tu poder
restableciendo rápido la salud de los enfermos,
que eres libertador de los que padecen
cualquier clase de esclavitud,
que eres defensor de los que injustamente son tratados
y eres consuelo de los afligidos y necesitados,
intercede ante Dios para que pueda obtener
lo que humildemente te solicito:

(hacer la petición).

Santiago querido, en ti pongo mi confianza
y en tus manos bondadosas dejo mis problemas,
se que puedo contar contigo para solucionarlos, 
si es del agrado de la Majestad Divina.

También te pido que me enseñes a confiar más en Dios,
a saber perdonar a los que me han ofendido
y a amar a aquél que me ha hecho sufrir. 

Amabilísimo Santiago, Patrón de mi alma, 
aplica, te ruego, toda tu protección y valimiento 
para que el Dios de las misericordias 
me perdone mis faltas y pecados 
con que lo he ofendido, y me de gracia, 
y mis enemigos no tengan poder en mi, 
ni me venzan las pasiones; 
para que te imite en tus virtudes 
y en los méritos dignos de premio eterno, 
para que me de la honra que tú tuvisteis 
de poder servirle en la tierra, 
y así, cuando llegue el día pueda gozarle contigo 
y los demás bienaventurados en la gloria. 
Por Jesucristo nuestro Señor.
Amén. + 

Dios infinito, Padre y Señor nuestro 
ahora se conoce que fue dado por Ti 
el Apóstol Santiago para defensa y amparo nuestro, 
pues ha asistido visible, 
armado y peleando en las batallas; 
te pedimos por su intercesión, 
que jamás prevalezca el poder del enemigo 
con nuestra debilidad, 
sino que con tu divina gracia 
y ayudado del patrocinio de Santiago, 
nos des el beneficio que te hemos implorado, 
si conviene a nuestro espiritual provecho. 
Así sea, así se cumpla.

Rezar, pidiendo su gran ayuda al poderoso y bondadoso
Santiago Apóstol, el Mayor, el Credo y la Salve.
Repetir todo con gran fe durante tres días seguidos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates