sábado, 20 de julio de 2013

ORACION A LA VIRGEN DEL REFUGIO PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS URGENTES


La Virgen del Refugio con el Niño rodeados de angeles.

Gloriosa Virgen del Refugio, 
te ruego bendigas con tu misericordia mi vida, 
que tu Santo y Buen Corazón 
me ofrezca siempre el refugio que necesito 
cuando las penas y problemas me rodeen. 
Oh Soberana Reina de los Cielos
y Señora de todos los nueve Coros, 
María Santísima, seguro refugio nuestro, 
digna Madre de mi Señor Jesucristo,
Templo vivo de la Divinidad,
deposito de los Tesoros de su gracia,
y poderoso principio de nuestro remedio,

Concédeme, oh Reina del Cielo,
 que nunca se aparten de mi corazón
 el temor y el amor de tu Hijo Santísimo.

 
Concédeme que, por tantos beneficios recibidos,
 y, por los muchos que quedan por recibir,
 no por mis méritos, pues me reconozco pecador-a, 
 sino por la largueza de su piedad,
 no cese de alabarle y bendecirte 
 con humildes acciones de gracias;
 que a las innumerables culpas cometidas
 suceda una leal y sincera confesión
 y un firmísimo y doloroso arrepentimiento
 y finalmente, que logre merecer su amor, 
así como su favor y su misericordia. 
Suplico también, oh Madre de consuelo, 
 ¡oh puerta del cielo y abogada de pecadores!,
 no consientas que jamás se aleje
 y desvíe este siervo tuyo de la fe,
 pero particularmente que, en la hora postrera,
 me mantenga con ella abrazado;
 si el enemigo esforzare sus astucias,
 no me abandone tu misericordia y tu gran piedad.

Madre Santa que nos escuchas 
y siempre nos cuidas en nuestros infortunios, 
te imploramos como fieles tu santo patrocinio; 
aligera las cargas que nos hacen sufrir 
y ayúdanos a salir cuanto antes de los problemas, 
aleja las adversidades, peligros y males, 
auxílianos en nuestra salud, trabajo y economía
y líbranos de las tristezas que invaden nuestra vida. 

Tú que eres gloria de las Obras del Altísimo, 
que distribuyes con generosidad tus consuelos
y eres amorosa protectora y abogada 
en todas nuestras necesidades,  
tanto las espirituales como las temporales,  
permite que reciba los Auxilios Divinos que busco, 
a Tu Presencia con gran esperanza recurro 
y por la confianza que tengo en Ti puesta,
 te suplico me alcances de tu Santísimo Hijo 
los medios para salir de estos difíciles momentos, 
por favor Madre amable, consigue que reciba 
este gran favor que humildemente solicito:

(haz ahora tu petición con fe)

te ruego intercedas ante tu Divino Hijo bien amado
para que mi gran necesidad presente
sean escuchada y con celeridad atendida. 
 
¡Oh dulcísima y milagrosa Madre! 
Tú conoces el medio para ayudarme y aliviarme; 
yo confío enteramente en Ti. 
di una palabra al Niño Jesús 
que con tanto amor tienes en tus brazos, 
y yo muy pronto gozaré la alegría de tu asistencia. 

Recibiendo tus favores, oh María, y los de tu Hijo, 
yo llevaré en paz mis tribulaciones, 
el sufrir me será fácil y dulce el morir; 
y cuando llegue a los pies de Tu trono, 
no cesaré de cantar tus misericordias 
por toda la eternidad.
no dejes de rogar por mí y pídele también, 
el perdón de todos mis pecados
 y que viva y muera gustando
 las delicias de tu santo Amor.
Amén. + 

Reza piadosamente y con inmensa confianza,
el Credo, la Salve, Avemaría y Gloria
Repite las oración y los rezos tres días seguidos.
  

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates