miércoles, 27 de febrero de 2013

ORACION AL PODEROSO SAN CIPRIANO PARA PEDIR UN GRAN FAVOR Y PROTECCION FRENTE AL ENEMIGO




En tu santo nombre, bendito San Cipriano, 
abogado contra todo mal causado o enviado, 
con toda la fuerza de mi mente y corazón, 
 yo te rezo y confío a ti mi devoción,
 líbrame de todo peligro y daño del prójimo, 
preserva mi vida, mis pensamientos y obras 
 líbrame de lo malo, perjudicial y dañino 
y haz que no sufra por enfermedad, por injusticia, 
por humillación, por salación o intriga. 

 Líbrame glorioso Cipriano de las malas lenguas,
 líbrame del maleficio maligno,
 protégeme de todo aquel que mi mal desea. 

 
Pon seguridad en mi vida, aleja todo daño, 
líbrame de los que me miran mal,
aclárame el camino, aleja de mí los peligros, 
que nada me impida avanzar ni progresar, 
retira de mi vida a las malas personas y malos vecinos, 
a los traidores, ruines, mentirosos y envidiosos,
aleja de mi hogar a los violentos y malhechores, 
a los que no desean que tenga paz en mi diario caminar, 
corta toda magia, hechicería, maldición o brujería 
que mis enemigos, declarados u ocultos, 
me hayan hecho ya, o deseen hacerme en el futuro, 
 líbrame también de toda tentación
y de la persecución y del acoso de mis enemigos.

Poderoso san Cipriano, a ti clamo, a ti llego, 
y con confianza hoy me pongo en tus manos,
te ruego y te pido un gran favor, 
haz que vea cumplida esta mi petición 
y mejore mi vida sentimental, laboral y económica:

(con gran fe y esperanza realiza ahora tu pedido)

  Esta gracia te la pido por tu inmenso poder
 y te lo vuelve a pedir por lo que en tu vida juraste:
 ser defensor contra los daños y peligros
 que acosan, tientan y rodean al hombre.

 Te ruego, Santo mío, que me des tu protección,
necesito con urgencia tu ayuda y bendición,
para que pueda en breve salir victorioso-a
de esta penosa, difícil y dura situación
que como sabes me oprime y causa desazón. 

Por el todo poder de Dios nuestro Creador,
por el poder de san Cipriano y el del Redentor,
por inmenso poder de la Santísima Trinidad
y de mi buen y querido Ángel de la Guarda,
por el poder de todos los Santos, los Apóstoles, 

los Patriarcas, los Arcángeles y toda la Corte Celestial: 
que sean llenos de confusión mis enemigos
que sean desconcertados y alejados para siempre,
los que quieren atentar contra mi estabilidad;
que quede libre de los malos deseos de mis adversarios,
que por vuestro poder salga con bien de todo conflicto 
y me mantenga triunfante sobre ellos eternamente.

San Cipriano glorioso, santo defensor del débil, 
dame tu asistencia, intercede por mí ante el Señor,
para que con su gran bondad y eterna misericordia 
me ayude a tener amor, salud, paz y prosperidad, 
me aleje de todos los peligros, de toda maldad, 
y así se me muestre despejado, libre y seguro 
el camino hacia la salvación,
para que viva conforme a su voluntad,
y que después de esta vida encuentre
la eterna bienaventuranza en la otra. 

Por Jesucristo Nuestro nuestro Señor. 
Así sea. + 

Reza tres Credos, tres Padrenuestros,
tres Avemarías y tres Glorias.
Haz la oración y los rezos durante tres días consecutivos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates