viernes, 25 de septiembre de 2015

JUSTO JUEZ, ORACION PARA LIBRAR DE ENEMIGOS, INJUSTICIAS, MALES Y ENFERMEDADES



Santísimo Justo Juez,
esclarecido Protector universal,
con todo mi ser te ruego me libres de todo mal,
oh divino Justo Juez,
yo te adoro, te amo y te bendigo,
y aquí a tus pies, con humildad, perdón te pido. 

En el nombre del Padre Eterno
y de la Santísima Trinidad
y por el manto de la Santísima Virgen María
yo me encomiendo a la Santa y bella Cruz
y al gran Santo Justo Juez para que me favorezca,
 para que sea la defensa de mi alma y de mi cuerpo.

Justo Juez, Rey de los Reyes y Señor
que siempre reina con el Padre
y el Espíritu Santo Divino
Hijo de Santa María,
que mi cuerpo no se asombre
ni mi sangre sea vertida. 

 
Donde quiera que vaya y venga,
las manos del Señor delante las tenga,
las de mi señor san Andrés, antes y después,
las de mi señor san Blas, delante y detrás,
las de la Señora Virgen María, que vayan y vengan. 

Mis enemigos salgan con ojos y no me vean,
con lengua y no me digan nada,
con armas y no me ofendan,
con manos y no me agarren,
y si es la justicia a mí no me prendan. 

Con la Sabana con que fue envuelto
Nuestro Señor Jesucristo
 sea también envuelto mi cuerpo,
que no sea herido ni preso,
ni a la vergüenza de la cárcel puesto. 

Si este día hubiese alguna sentencia en contra mía,
que se revoque por la bendición del Padre,
el Hijo y el Espíritu Santo. Amén. 

La compañía de Dios sea conmigo
y el Manto de Santa María, su Madre, me cobije
y de malos peligros y enfermedades me defienda. 

Ave María Gratia Plena, Dominus Tecum,
me libre de todo espíritu no bautizado y por bautizar.

Cristo vence, Cristo reina,
Cristo de todos los peligros me defienda. 

El Señor y Justo individual hijo de Santa María Virgen,
Aquel que nació en aquel solemne día,
que no pueda ser muerto ni me quieran mal. 

Que esta oración me valga hoy y siempre
mi Señor, mi Cristo Crucificado,
y la llaga de tu Costado sea mi refugio,
que, al invocar tu nombre, Divino y Justo Juez,
salga yo victorioso de quien me quiera mal,
 me vea libre de toda injusticia
y mis enemigos sean distanciados de mí,
y por tu Preciosa Sangre un favor pido:
¡misericordia Señor! 
Amén Jesús, María y José. + 

Oh Jesús, que eres fuerza y luz del Padre, 
oh Jesús, que das vida a nuestros pechos:
nos dirigimos a Ti para suplicarte 
la gracia celestial de tu indulgencia. 
Mucho ha sido, en verdad, lo que pecamos, 
pero estamos, al fin, arrepentidos, 
y te pedimos, por tu excelso Nombre, 
que nos cures los males que sufrimos. 
y que evitando todo lo dañoso
y a cubierto de todo lo perverso, 
oh Jesucristo, Justo Juez, que por Ti 
seamos librados de la muerte de las culpas
a quienes a la vida, por Ti, renacimos. 
Que tu Preciosa Sangre sea mi esperanza 
y tu voz mi mediadora ante la Justicia de Dios. 
Así sea. 

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. 
La oración y los rezos se hacen cinco días seguidos, 
en honor a la cinco Llagas de nuestro Señor Jesús.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates