jueves, 11 de diciembre de 2014

ORACION DE LIMPIEZA, LIBERACION, PURIFICACION Y SANACION




Ven, Espíritu Santo,
penetra en las profundidades de mi alma
con tu fuerza, tu amor y tu poder, 
haz que llegue a mí tu sabiduría y entendimiento 
e ilumina mis actos con tu Luz Celestial, 
purifica mi alma y mi cuerpo y dame tu Paz.

Arranca las raíces más profundas y ocultas
del dolor y del pecado que están enterradas en mí.


Lávalas en la Sangre Preciosa de Jesús
y de hoy en adelante aleja para siempre
toda la ansiedad que traigo dentro de mí,
toda amargura, angustia, sufrimiento interior,
toda infelicidad, tristeza, ira y desesperación,
todo deseo de envidia, rencor, odio y venganza,
todo sentimiento de culpa y de animosidad,    
toda opresión del maligno en mi alma,
en mi cuerpo, en todo mi ser,
y toda insidia que él pone en mi mente. 


 
¡Oh bendito Espíritu Santo! 
elimina toda tiniebla instalada dentro de mí,
todo lo que me consume e impide ser feliz,

todo lo que es obstáculo para mi progreso.

Perdona y limpia en mí persona
todas las consecuencias de mis faltas y pecados,
y de los pecados de mis antepasados
que se manifiestan en mis actitudes,
decisiones, temperamento, palabras,
malas costumbres, dependencias y vicios.

¡Ven, Santo Espíritu! ¡Ven en nombre de Jesús!
lávame en la preciosa Sangre de Jesús,
purifica todo mi ser, desde la cabeza a los pies, 
purifica mi interior, mis sentimientos y razón, 
quiebra toda la dureza de mi corazón. 

Espíritu Santo, Dios Eterno, 
tercera Persona de la Santísima Trinidad, 
ven a mí y sana las heridas antíguas, 
destruye todas las barreras de resentimiento, 
dolor, rencor, egoísmo, maldad, orgullo y soberbia, 
rompe toda carencia de tolerancia, 
prejuicios e incredulidad que hay en mí. 

Don del Altísimo que eres nuestro consuelo, 
que tu misericordia sea mi refugio, 
que tu amor sea mi seguridad en los peores momentos 
que tu caridad sea mi apoyo y muro de seguridad;
hazme fuerte para salir de todo lo que no es bueno, 
guía mis pasos para que no cometa más errores, 
no me sueltes de la mano para que no me extravíe, 
purifica con tu fuego santo todo mi ser  
y con tus puras aguas lava mis manchas y faltas.  

Espíritu Santo, Amor del Padre y del Hijo, 
me he acercado hoy a Ti buscando tu comprensión, 
acepta mi oración y mi humildad de corazón, 
perdona todas las transgresiones cometidas hasta ahora 
y ayúdame a ser obediente a tus Mandamientos, 
quiero recibir el don de tu Presencia en mi vida, 
quiero ser una mejor persona llena de fe, 
vigoriza mi alma en tiempo de prueba, 
haz que ame a Dios con lealtad y confianza, 
enséñame a proceder con rectitud, 
a distinguir el bien del mal y a huir del pecado
inspírame lo que debo decir y lo que debo de callar, 
ayúdame a ser responsable y tener fidelidad a Dios 
y a respetar a mis semejantes, a mis hermanos. 

Haz que encuentre la paz dentro de mí, 
y, por el poder de Jesucristo resucitado,
¡libérame de toda impureza, Señor! 
¡sáname, Señor! ¡ten piedad de mí, Señor!
¡Ven, Espíritu Santo! ¡no me abandones nunca! 

Oh Espíritu de la Verdad 
Tú que estás presente en todas partes y llenas todo, 
ven y haz de mí tu morada, 
purifícame de toda mancha y salva mi alma, 
hazme resucitar ahora a una nueva vida,
plena de tu amor, alegría, paz y plenitud.

Sé que estás haciendo esto en mí ahora
y asumo por la fe mi liberación,
cura y salvación en Jesucristo, 
mi Salvador.

¡Gloria a Ti, mi Dios!
¡Bendito seas para siempre!
¡Alabado seas, oh mi Dios!
En nombre de Jesús nuestro Salvador y Redentor
y por María, nuestra Madre y Señora.
Así sea. + 

Omnipotente y eterno Dios,
que has condescendido para regenerarnos
con el agua y el Espíritu Santo,
y nos has dado el perdón de todos los pecados,
permite enviar del cielo sobre nosotros
 los siete dones de tu Espíritu,
el Espíritu de Sabiduría y de Entendimiento,
el Espíritu de Consejo y de Fortaleza,
el Espíritu de Conocimiento y de Piedad,
y llénanos con el Espíritu del Santo Temor. 
Así sea. 

CONSAGRACION AL ESPIRITU SANTO: 
Recibid ¡oh Espíritu Santo!, 
la consagración perfecta y absoluta de todo mi ser, 
que te hago en este día para que, en adelante, 
seas mi director, mi luz, mi guía, 
mi fuerza y todo el amor de mi corazón 
en cada uno de los instantes de mi vida, 
en cada una de mis acciones, de mis palabras, 
yo me abandono sin reservas a Ti 
y quiero ser siempre dócil a tu santa inspiración. 
¡Oh Santo Espíritu! 
Dígnate formarme para María, con María, 
en María y por María, 
según el modelo de tu amado Jesús. 
Gloria al Padre Creador. Gloria al Hijo Redentor. 
Gloria al Espíritu Santo Santificador. Amén

Rezar el Acto de Contrición, Señor mío Jesucristo...,
el Credo, un Avemaría y un Gloria.
Repetir con fervor la oración y los rezos 
durante tres días seguidos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates