viernes, 27 de junio de 2014

ORACION A LA VIRGEN DEL PERPETUO SOCORRO PARA NECESIDADES Y PROBLEMAS FAMILIARES





Virgen Santísima, Madre misericordiosa, 
Socorro Perpetuo de las almas dolientes
que se acogen a vuestro amor maternal:
dignaos pedir por nosotros
a vuestro santísimo Hijo y Señor nuestro, Jesucristo,
para que le sean agradables todos los pensamientos,
palabras y acciones de este día
y de todos los demás días de nuestras vidas.

¡Oh Señora Nuestra, Madre del Perpetuo Socorro!
 ¡cuantos tesoros de gracias y bendiciones
proporcionáis a los devotos
 y a las familias que a Vos se consagran! 

 
¡Oh Madre mía! en cuyos brazos tu Hijo, 
el Divino Niño Jesús parece buscar refugio seguro, 
concedednos vuestra cordial protección y amparo,  
dignaos recibirnos a todos como a hijos vuestros,
pues Vos sois la misericordia perpetua:
después de Dios en Vos quiero poner toda mi confianza,
y desde ahora, me propongo acudir siempre a Vos
en todas mis aflicciones y necesidades.

Oh Madre del Perpetuo Socorro,
dignaos socorrernos en todo tiempo y en todo lugar,
en nuestras carencias, penurias y dificultades,
en todos los males, peligros y miserias de esta vida
 y derramad sobre las familias de los que acudimos a Vos
vuestros insignes favores, en especial concedednos:

(pide esperanzadamente lo que quieres obtener).

¡Oh Señora Nuestra, Madre del Perpetuo Socorro!
Dios ha querido honraros
comunicando al culto de vuestras imágenes
enorme virtud milagrosa,
por ello, no dejéis de darnos vuestro auxilio,
inspiradnos ¡oh Madre del Perpetuo Socorro!
confianza ilimitada en vuestra poderosa bondad,
y haced que no pase día alguno en nuestras vidas
sin que os invoquemos en nuestras angustias
con autentico amor filial.

Aceptad, ¡Oh tierna madre nuestra!
el corto obsequio que os ofrecemos en esta oración,
 alcanzadnos las gracias que en ella os pedimos,
si conviene para mayor gloria de Dios,
honra vuestra y bien de nuestras almas.
¡Madre mía, socorrednos!
Así saldremos con la victoria. 
Amén. + 

Reza la Salve, un Padrenuestro y un Gloria. 
La oración y los rezos se hacen tres días seguidos.

Busca siempre en la Virgen María el socorro perpetuo que necesitas en medio de las aflicciones y problemas que en la vida se te presenten. 
Busca su auxilio y asistencia en toda ocasión, pero, sobre todo, cuando ves todo oscuro, cuando te sientes tan mal que llegas a desesperar, cuando no sabes cómo actuar y por más que lo intentas no puedes conseguir solucionar lo que tanto te preocupa y te hace falta un milagro para salir de situaciones o necesidades que te agobian y causan dolor, inseguridad e intranquilidad. La Virgen, bajo la advocación de Perpetuo Socorro, es venerada y aclamada desde siempre por los grandes favores que concede. Llámala, invócala con todo tu ser para que haga posible lo que pides y se acaben tus angustias. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates