domingo, 13 de abril de 2014

ORACION AL ANGEL GUARDIAN PARA ALEJAR ENEMIGOS, MALES Y PELIGROS



Mi muy amado Ángel del Señor,
desde el inicio de mi vida
has sido mi protector y mi compañero.
Aquí, en presencia de mi Señor y mi Dios,
de mi celestial Madre, la Santísima Virgen María,
y de todos los Ángeles y los Santos,
yo me quiero entregar y consagrar a ti. 


Quiero tomar tu mano y no abandonarla jamás.
Prometo ser siempre fiel y obediente a Dios. 
Prometo ser siempre devoto a María. 

Prometo ser devoto también a ti,
mi santo ángel defensor,
y propagar, según mis fuerzas,
la devoción a los Ángeles,

Santos compañeros y guardianes
que se nos conceden en estos días,
como sostén en las necesidades materiales

y como auxilio en la lucha espiritual
para la conquista del Reino. 


 
Te ruego Santo Ángel, mi buen compañero, 
que me concedas toda la fuerza del Amor Divino
para que yo me sienta fortalecido

y pueda afrontar las dificultades diarias. 

Toda la fuerza de la Fe para que nunca jamás caiga. 

Te pido que tu mano me defienda del enemigo,
que me guie, ampare y proteja de todo mal,
me aleje de toda maldad, envidia y brujería
que mis adversarios me puedan mandar, 
de todo daño que me quieran causar,
sobre todo dame tu valiosa asistencia en:

(hacer la petición). 

Te pido la gracia de la humildad de María
para escapar de los peligros
y guiado por ti alcance en el cielo
la entrada a la Gloria. 

Así sea. + 

Pedir al Santo Ángel de la Guarda su ayuda,
amparo, defensa y protección 
y rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. 

Repetir la oración junto a los rezos tres días seguidos. 

La Iglesia enseña que "la existencia de seres espirituales, no corporales, que la Sagrada Escritura llama habitualmente ángeles, es una verdad de fe. El testimonio de la Escritura es tan claro como la unanimidad de la Tradición". 

Según las Sagradas Escrituras, los Ángeles son “mensajeros de Dios” y ”poderosos ejecutores de sus órdenes” “prontos a la voz de su palabra" (Sal 103,20), al servicio de su plan de salvación, "enviados para servir a los que deben heredar la salvación" (Hb 1,14). 

Son numerosos los episodios de la Antigua y de la Nueva Alianza en los que intervienen los santos Ángeles. 

La Iglesia, que en sus inicios fue protegida y defendida por el ministerio de los Ángeles (cfr. Hch 5, 17-20; 12,6-11) y continuamente experimenta “su ayuda misteriosa y poderosa”, venera a estos espíritus celestes y pide con confianza su intercesión. 

Asimismo, durante el Año litúrgico, la Iglesia conmemora la participación de los Ángeles en los acontecimientos de la salvación y celebra su memoria en unas fechas determinadas; a lo largo de los siglos, también los fieles han traducido en expresiones de piedad las convicciones de fe respecto al ministerio de los Ángeles, especialmente tomándolos como patronos de ciudades y protectores de agrupaciones, estableciendo días festivos y compuesto himnos y ejercicios de piedad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates