domingo, 30 de junio de 2013

ORACION A SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA CONTRA TODO MAL Y ENEMIGO


Imagen de San Cipriano y Santa Justina.


Gloriosísimo obispo y mártir San Cipriano
 y vuestra leal compañera Santa Justina,
que desde vuestra niñez merecisteis del Señor,
 que vuestras bienaventuradas almas se acostumbrasen
a la delicia celestial de contemplar,
 las perfecciones de Jesús y de María
 en sus santas y venerables imágenes,
 pues de esta forma consolabais vuestros lloros,
vuestras penas y aflicciones,
yo os suplico: rogad y tened piedad de mi. 

Alcanzadme de tan piadoso y clemente Hijo
 y de tan benéfica y mediadora Madre,
 que mi alma no sepa hallar otro consuelo 
sino en la contemplación continua de su grandeza.  

 
Que por ellos abandone y reniegue de todos los vicios,
 y de los lisonjeros placeres de este mundo,
 y me entregue solo a merecer sus bondades:
 concededme piadoso Cipriano esta gracia
 y el favor especial que os pido en esta oración: 

(hacer ahora la petición).

Benditos san Cipriano y santa Justina,
por vuestros méritos ante el Señor,
os pido también me alcancéis de Él
ser librado de todo maleficio,
conjuro, amarre y magia negra,
de todo peligro, mal y enemigo,
que mi vista, pensamiento y obras
sean preservadas para no sufrir maldad,
para no padecer dolencia ni padecimiento,
para no recibir injusticia, ni infamia, ni traición,
os lo pido por nuestro Señor Jesucristo
y por su Santísima Madre, la Virgen María. 

Glorioso San Cipriano, santo de poder, 
que después de haber caído en poder del demonio
conociste a Nuestro Señor Jesucristo,
a través de la bondadosa Santa Justina,
y te convertiste al Divino Maestro
hasta entregar tu vida en martirio
por la causa de vuestro único Dios y Señor,
te ruego atiendas nuestras suplicas
e intercedas, junto a santa Justina, por nosotros
ante Jesús nuestro Redentor.

Poderoso San Cipriano, bendita santa Justina
suplico que aquellos que estén ligados con hechizos,
embrujos, o poseídos del maligno,
les desatéis, les desembrujéis, les desliguéis. 

Yo ruego ser librado de todo maleficio,
de toda mala persona y mal amigo o vecino, 
que mi vista, pensamiento y obras
sean preservadas para no sufrir maldad,
para no padecer dolencia ni enfermedad,
para no recibir injusticia, humillación, ni traición,
ruego me preservéis de todos los maleficios y hechicerías,
de embrujos, envidias, mal de ojo y magia negra
de las perfidias y engaños de Lucifer;
que sean llenos de confusión 
los que atentan contra mi vida;
que mis enemigos sean confundidos y alejados,
mantenedme triunfante sobre ellos eternamente.

Concededme piadosos Cipriano y Justina
las gracias que solicito en esta oración
y dadme vuestra especial ayuda en:

(vuelve a hacer la petición).

Poderosos y alabados san Cipriano y santa Justina,
por vuestros méritos ante el Señor,
os ruego atendáis prontamente mis suplicas,
yo os estaré eternamente agradecido
y llevaré vuestros nombres a quien lo necesite;
os lo pido por nuestro Señor Jesucristo
y por su Santísima Madre, la Virgen María. 

Gloria al Padre, Gloria al Hijo, Gloria al Espíritu Santo. 
Amén. + 

Reza con fervor el Credo, la Salve y Gloria. 
Haz por tres días seguidos la oración y los rezos. 
Si necesitas una protección más especial, o alguien te está causando algún daño, o lastimando con sus malas acciones a algún miembro de tu familia, hazla por la mañana y por la noche durante nueve días.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates