martes, 30 de abril de 2013

ORACION DE SAN JUAN CRISOSTOMO PARA PETICIONES




¡Oh Señor!,
 yo creo y profeso que Tú eres el Cristo Verdadero,
 el Hijo de Dios vivo
 que vino a este mundo para salvar a los pecadores,
 de los cuales yo soy el primero.

 Acéptame como participante de tu Cena Mística,

 ¡oh Hijo de Dios!
No revelaré tu Misterio a tus enemigos,
 ni te daré un beso como lo hizo Judas,
 sino que como el buen ladrón te reconozco.

Recuérdame, ¡Oh Señor!,
 cuando llegues a tu Reino. 

 
 Recuérdame, ¡oh Maestro!,
 cuando llegues a tu Reino.

 Recuérdame, ¡oh Santo!,
 cuando llegues a tu Reino.

Que mi participación en tus Santos Misterios,
 ¡oh Señor!
 no sea para mi juicio o condenación,
 sino para sanar mi alma y mi cuerpo.

¡Oh Señor!,
 yo también creo y profeso
 que lo que estoy a punto de recibir
 es verdaderamente tu Preciosísimo Cuerpo
 y tu Sangre Vivificante,
 los cuales ruego me hagas digno de recibir,
 para la remisión de todos mis pecados
 y la vida eterna. Amén.

¡Oh Dios!,
 se misericordioso conmigo, pecador.
¡Oh Dios!,
 límpiame de mis pecados y ten misericordia de mí.
¡Oh Dios!,
 perdóname, porque he pecado incontables veces.
Así sea. +  

Especificar la petición solicitando la intercesión
 de san Juan Crisóstomo para que sea concedida.
Rezar el Credo, tres Padrenuestros,
 tres Avemarías y tres Glorias. 
Repetir la oración y los rezos tres días seguidos.

Oración escrita por san Juan Crisóstomo (347-407).
Arzobispo de Constantinopla. 
Doctor y Padre de la Iglesia. 

NOTAS SOBRE SU BIOGRAFÍA: Este virtuoso santo nació en Antioquía (Siria) en el año 347. Era hijo único de un gran militar y de una mujer virtuosísima, de nombre Antusa, que ha sido declarada santa también. 
Antes de irse al desierto, en su casa vivía como un monje orando estudiando y haciendo penitencia (su madre no quería que se fuera de casa) cuando murió su madre se fue 6 años al desierto allí con grandes sacrificios, ayuno y oración, se dedicó al estudio profundo de la biblia. Cuando enfermo volvió a Antioquia, y fue ordenado sacerdote, dedicándose a la predicación. 

Cada vez que se dirigía a la gente deslumbraba con sus maravillosos sermones, era admirado por su gran elocuencia y la magia de su oratoria insuperable. Escribió sermones y oraciones, que ahora son usadas en la Liturgia de la Iglesia. 
Los temas de sus discursos los tomaba de la Biblia, y por su humildad y demás virtudes, logró numerosas conversiones. 

Pese a no querer ese cargo por ostentoso, fue nombrado Arzobispo de Constantinopla. Eliminó todos los lujos que existían dentro del clero y entregó a los pobres parte del mobiliario que había en los recintos eclesiásticos, pues consideraba que eran “excesos” inapropiados de la Iglesia, la cual tenía obligación de ayudar y mantener a los más desfavorecidos, como, por ejemplo, lo que hizo con las ricas cortinas, que entregó a los pobres para que no pasaran frio. 

Fue acusado injustamente por dar el dinero de la iglesia a los pobres, por lo que fue desterrado y llevado ocultamente para que el pueblo no se enterase. 

Al poco tiempo hubo un terremoto en Constantinopla y le hicieron volver. Sus enemigos, que le esperaban, no se dieron por vencidos y le acusaron nuevamente, le desterraron al mar Negro, donde los militares le humillaron y trataron brutalmente 

El trece de septiembre, después de caminar diez kilómetros bajo un sol abrasador, se sintió muy agotado. Se durmió y vio en sueños que San Basilisco, un famoso obispo muerto hacía algunos años, se le aparecía y le decía: "Animo, Juan, mañana estaremos juntos". Pidió que le administraran los últimos Sacramentos; se revistió de los ornamentos de arzobispo y al día siguiente diciendo estas palabras: "Sea dada gloria a Dios por todo", quedó muerto. 

Era el 14 de septiembre del año 407. Al año siguiente el cadáver del santo fue llevado solemnemente a Constantinopla y todo el pueblo, precedido por las más altas autoridades, salió a recibirlo cantando y rezando. 
El Papa San Pío X nombró a San Juan Crisóstomo como Patrono de todos los predicadores católicos del mundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates