sábado, 26 de enero de 2013

ORACION A SANTA EDUVIGIS PARA PROBLEMAS ECONOMICOS, ESPECIALMENTE DEUDAS E HIPOTECAS


La santa repartiendo limosna a los necesitados

Gloriosa Princesa Santa Eduvigis,
 que pasaste por la tierra socorriendo necesidades,
 amparando huérfanos, escolarizando niños, 
 ayudando a las doncellas abandonadas,
 pagando deudas de los pobres insolventes,
 procurando vivienda a los desahuciados y sin hogar
y favoreciendo grandemente a los desamparados, 
por favor, tiende tu mano hacía mí en mis necesidades.

Santa bienaventurada, santa de amplio y buen corazón,
hoy acudo a ti como modelo a imitar en tu generosidad, 
 en este ferviente amor al prójimo que te caracterizó. 

Enséñame la caridad, enséñame a ser mejor persona, 
a dar sin esterar nada a a cambio, 
a ser más desprendido-a con mis hermanos, los hombres.

 Oh bendita patrona y abogada de los afligidos, 
de los que sufren por las carencias de dinero, 
sufren por no poder cubrir sus gastos diarios
y no pueden hacer frente a las deudas contraídas, 
santa protectora de los que no tienen casa,  
o están agobiados por sus deudas e hipotecas, 
tú que venciste las adversidades de la vida 
y desde los Cielos nos cuidas y socorres, 
te ruego seas mi intercesora en las Alturas 
y me ayudes a solucionar lo que tanto me preocupa, 
pide a la Virgen María, de la que fuiste fiel devota, 
me cubra con su Santo manto y sea mi refugio 
ahora que los problemas me cercan y no se como salir. 

Santa Eduvigis, que seguiste los senderos de Jesús 
siendo fiel a su Palabra y a sus obras, 
que amaste sin medida a Cristo Crucificado 
y lloraste por cruel Pasión y su muerte en la Cruz, 
que fuiste elegida para servir a los pobres y enfermos, 
no dejes de ser mi alivio y sostén en estos momentos. 

Por tu gran compasión, por la bondad que derramas, 
porque jamas dejaste de practicar las buenas obras 
ni permitiste que nadie se quedara sin tu auxilio, 
hoy te llamo y pido humildemente seas mi benefactora, 
en tus manos pongo mis intenciones, 
 mis anhelos y mis grandes necesidades
para que se las presentes a nuestro Señor 
y yo ....... pueda recuperar la tranquilidad, 
con fe y esperanza, con total confianza,  
te pido no dejes de favorecerme y pueda conseguir 
esto que tanto preciso para tener bienestar:  

 (pide ahora lo que deseas conseguir por mediación
de esta noble santa que obra grandes milagros).

Santa Eduvigis, dulce alma entregada a los demás,
sabiendo que seremos escuchados
y que el Señor, mediante tu muy gloriosa intercesión,
nos favorecerá con su mano bondadosa
en nuestra urgente y desesperada circunstancia, 
con el corazón lleno de agradecimiento 
te prometo ser más constante en la oración 
y no olvidar el gran favor que sin duda me harás. 

Pídele también que nos muestre el camino del Evangelio,
para que ayudados con su inmenso amor
aprendamos a vencer todas las adversidades de la vida,
que nos preserve del mal con su protección,

y que multiplique sobre nosotros sus favores,
sobre todo en estos momentos de carencia monetaria. 

Santa Eduvigis, como mi ejemplo y protectora
 quiero imitar tu resignación a la voluntad divina.

 Presenta al Señor mis intenciones, mis súplicas, 
e igual que Jesús te dijo:
“…He escuchado tu oración, alcanzarás lo que pidas…"
suplícale que me socorra en esta gran necesidad.

Oh gloriosa Santa Eduvigis,
abogada de los endeudados,
protectora y santa patrona
de los que por las circunstancias,
no pueden hacer frente a sus pagos, 
y de los pobres desvalidos: ruega por nosotros.

Así sea. +

Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías
y tres Glorias. 
Hacer la oración y los rezos tres días seguidos. 

BIOGRAFÍA BREVE: Santa Eduvigis (o santa Eduviges, o St. Hedwig) nació en siglo XII en Alemania. Todavía muy joven se casó con Enrique I, Príncipe de Silesia (Polonia), con el que tuvo seis hijos. Durante su vida se caracterizó por un profundo espíritu de oración, penitencia y mucha caridad.
Los historiadores nos dicen que Santa Eduvigis vivía con unos ingresos mínimos, usando el resto para aliviar a los pobres, los enfermos, los ancianos, las viudas, los niños abandonados y ayudo personalmente a los que estaban encarcelados por no poder pagar sus cuentas, consiguiendo en numerosas ocasiones que fueran puestos en libertad pagando ella lo que debían.
Tuvo gran influencia sobre las decisiones políticas tomadas por su marido, haciendo que las leyes fueran más justas para las personas, sobre todo para los que sufrían carencias, no tenían recursos para pagar sus deudas y no podían acceder a una vivienda digna.

Al fallecer su marido, Santa Eduvigis se retiró al monasterio de Trebnitz, Polonia, donde su hija Gertrudis era la abadesa y en este mismo lugar, se dirigió hacia su santificación. Su festividad se celebra el día 16 de octubre. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates