viernes, 4 de enero de 2013

ORACION A SAN PEREGRINO PARA PEDIR LA SANACION DE GRAVES ENFERMEDADES


San Peregrino mostrando su pierna herida


¡San Peregrino ruega por nosotros!
¡Santo milagroso, danos tu protección y socórrenos!

¡Oh Dios! que por sus virtudes diste a san Peregrino
 un ángel Celestial como compañero,
 la Virgen Madre de Dios como su maestra,
 y Jesús como sanador para su enfermedad, 
hoy te imploramos atiendas benigno nuestras peticiones, 
escucha nuestros ruegos y atiéndenos. 

 Con fe y esperanza te suplicamos nos concedas,
 por los méritos de este bendito santo, 
por el amor que te demostró en su estancia terrena, 
 que mientras vivamos en este mundo,
 amemos intensamente y con todo nuestro ser
 a nuestro querido Ángel de la Guarda,
 a la gloriosísima e Inmaculada Virgen Santísima 
y a nuestro hermano y Salvador, nuestro Señor Jesús, 
y luego, en el Cielo, les bendigamos para siempre. 

 
San Peregrino bondadoso, ruega por nosotros
acude a nuestra llamada, ven a nosotros,  
danos tu favor y socórrenos en nuestro pesar, 
sé tú nuestro mejor amigo e intercesor ante Dios
y ayúdanos a salir de nuestra grave enfermedad 
(o la de un familiar, amigo, compañero...). 

Haz que podamos recibir el don de la salud, 
alivia nuestros dolores y sufrimientos, 
ayuda a los médicos y personal sanitario 
que cada día nos atienden con esmero, 
haz que las medicinas que nos dan 
sean efectivas y nos curen cuanto antes, 
y, sobre todo, llénanos de vitalidad y energía, 
por favor, haz que se produzca un milagro 
y podamos sanar totalmente:

(hacer la petición con inmensa fe y esperanza,
para uno mismo o para otra persona enferma). 

Pide a Dios derrame su misericordia sobre nosotros
y nos conceda lo que con humildad solicitamos, 
dile lo mucho que nos afecta estar enfermos 
y lo que están padeciendo nuestros familiares, 
que desean vernos nuevamente saludables. 

Gracias milagroso san Peregrino por escucharnos, 
en tus manos depositamos nuestra petición, 
sabemos que tu generosidad con los hombres es grande 
y que desde el lugar que ocupas en la Gloria 
no dejarás de enviarnos tus bendiciones.

 Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor, 
que junto a Dios Padre y Dios Espíritu Santo 
reina en las Alturas por los siglos de los siglos.

Así sea. +

Rezar el Credo, Padrenuestro, Avemaría y Gloria. 
La oración y los rezos se hacen tres días seguidos. 

BREVE BIOGRAFÍA 
San Peregrino (Italia 1260-1345)

San Peregrino Laziosi (Pellegrino Laziosi, también llamado Pellegrino da Forlí).
Aunque tuvo una juventud no muy católica, licenciosa y mundana (incluso perteneció a un movimiento que se oponía al papa Martín IV), a los treinta años inició un proceso de conversión e ingreso en la orden de los Servitas (siervos de María, orden a cuya cabeza estaba san Felipe Benizi). Durante su estancia fue un ferviente predicador, un orador excelente, y un confesor muy comprensivo, además de ser benefactor de los pobres. 
Gran penitente, sirvió y trabajó en silencio completo, en la soledad, y con el asombroso ofrecimiento  de no sentarse durante 30 años, lo que le enfermó gravemente, desarrolló venas varicosas y más tarde, gangrena y cáncer en un pie. 

La noche antes a ser intervenido quirúrgicamente para amputarle la pierna, estuvo en profunda oración y tuvo una aparición de Cristo que le tocó la pierna; a la mañana siguiente la pierna estaba completamente curada. Murió en Forlí  y actualmente, su cuerpo se conserva incorrupto en la Iglesia de los Siervos de María en Forlí. Peregrino fue canonizado por el papa Benedicto XIII en el año 1726. Es el patrón de los enfermos de CANCER y SIDA, contra las heridas abiertas sin cicatrizar, enfermedades de la piel, y en general de cualquier otro tipo de dolencia, incluso las enfermedades largas y dolorosas. 
Por sus virtudes, por lo mucho que sufrió en vida y, sobre todo por su caridad, también es invocado contra la pobreza, necesidades angustiosas y contra chismes y difamaciones


0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates