sábado, 12 de enero de 2013

ORACION A SAN ESTEBAN PARA PETICIONES URGENTES Y DESESPERADAS

 
Imagen del martirio de San Esteban


Señor, que diste al diácono san Esteban
un amor ardiente por tu Evangelio
y la valentía para proclamar
que Jesús es el Salvador del mundo,
te pido que, a ejemplo suyo,
predique incansablemente tu palabra,
sobre todo con mis buenas obras,
 para que al verlas los hombres
 glorifiquen al Padre que está en los cielos.

Señor, te ruego que por la intercesión
 de tu caritativo san Esteban,
me concedas la gracia que de ti espero

(hacer la petición)

Aunque no lo merezca,
Tú sabrás apiadarte de mí.

No permitas que me quede sin consuelo
en esta triste situación,
alcánzame resolver mis problemas,
yo te prometo difundir la devoción
 de tu virtuoso san Esteban
y así alcanzar mi eterna salvación.
 
Por Jesucristo Nuestro Señor.
 
Amén.

Hacer el Acto de Contrición y rezar el Credo,
tres Padrenuestros y Gloria.
Repetir la oración y los rezos durante tres días consecutivos.
 
 


San Esteban, protomártir cristiano
 de principios del siglo I.

Hombre de muy buena conducta ordenado diacono (ayudante) por los 12 Apóstoles, tuvo el honor de ser el primer mártir que derramo su sangre por ser seguidor de Jesucristo y proclamar su fe cristiana. Según los Hechos de los Apóstoles, estaba dotado de gran sabiduría y el Espíritu Santo hablaba por medio de él. En los Hechos de los Apóstoles 6, 8 se narra: “Esteban, lleno de gracia y de fortaleza, obraba grandes prodigios
 y milagros entre el pueblo”.
 Nombrado ministro de caridad, se encargaba de distribuir ayuda a los más necesitados, ordenar sacerdotes y predicar la Palabra del Señor. Denunciado ante Sanedrín con falsos testigos, fue conducido ante el tribunal y juzgado por blasfemia contra Dios y Moisés,  en el juicio, después de reprochar a los judíos por haber matado al Señor, tuvo una visión de Jesús situado a la derecha de Dios, por lo que exclamo: "Estoy viendo los cielos abiertos y al Hijo del hombre en pie a la derecha de Dios". Los judíos enfurecidos se lanzaron contra él y lo arrastraron hasta las afueras de la ciudad de Jerusalén y lo apedrearon hasta matarlo mientras él repetía: "Señor, no les tengas en cuenta este pecado". Sus restos fueron encontrados por el sacerdote Luciano en Gamala de Palestina en el año 415 y sus reliquias se distribuyeron por todo el mundo, lo cual contribuyó a propagar el culto de San Esteban, obrando Dios numerosos milagros por la intercesión del primer mártir de la Iglesia Católica. Su festividad se celebra el 26 de diciembre por ser la fecha más cercana a la manifestación del Hijo de Dios, el nacimiento de Jesús. Patrón de los enfermos, los poseídos, los pobres, los perseguidos, los que pasan por situaciones difíciles, las familias con problemas
 y de todos aquellos que necesitan su ayuda.
 
 


 

4 comentarios:

  1. Tú,que fuiste lapidado
    y en nuestra iglesia gobiernas,
    bendiciones sempiternas
    para este pueblo apagado.
    No puede estar acabado
    un pueblo de emprendedores,
    de coruchos labradores
    que cultivaron sus viñas
    entre helor y socaliñas
    en otros tiempos peores.
    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    ResponderEliminar
  2. SAN ISIDRO EN CENICIENTOS

    San Isidro en Cenicientos
    por ser santo labrador,
    suelen sacar al calor
    en mayo todos contentos.
    Se pasan buenos momentos
    cuando montan en la plaza
    la festividad que enlaza
    con el patrón San Esteban,
    y a los dos santos conllevan
    de su Iglesia y de su raza.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    ResponderEliminar
  3. AL CRISTO CORUCHO
    Plegaria

    A ti,hendido Nazareno
    de nuestro pueblo corucho,
    al que has amparado mucho
    bendice a nuestro terreno.
    Tú con la cruz vas sereno,
    y tu sangre apelmazada
    en la espalda lacerada
    se vierte por Cenicientos
    siempre en sus malos momentos
    acudiendo a su llamada.

    Saturnino Caraballo Díaz
    El Poeta Corucho

    ResponderEliminar
  4. CORUCHO NAZARENO
    Oración

    Postrado ante ti de hinojos
    siendo esqueje de tu tallo,
    ni te oculto ni te callo
    que aguados tengo los ojos.
    Mis pecados no son flojos,
    mas tú, que nos amas tanto,
    con los pliegues de tu manto,
    dosel sobre Cenicientos
    aleja padecimientos
    enjugándonos el llanto.

    Saturnino Carballo Díaz
    El Poeta Corucho

    ResponderEliminar

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Followers

Google+ Followers

 
Blogger Templates