domingo, 12 de octubre de 2014

ORACION A CRISTO REY PARA CASOS URGENTES Y DESESPERADOS



Cristo Rey, verdadero Dios y verdadero hombre,
ten piedad de nosotros,
Cristo Rey, rey de sabiduría y justicia,
Cristo Rey, rey de vida y paz,
Cristo Rey, rey de la verdad y el amor,
ten misericordia de nosotros.

Cristo Rey, Salvador y Redentor nuestro.

Oh Jesús Rey, gobiérnanos y protégenos,
bendice a tu  pueblo,
vive y reina en nuestros corazones.

Cristo Rey Todopoderoso,
lleno de benevolencia e infinita misericordia,
nos acercamos con profunda reverencia
al trono de tu Majestad,  
para ofrecerte el homenaje
de nuestra humilde adoración
y para pedir de tu misericordia
el perdón de nuestros pecados
y el alivio de nuestras necesidades.
 
Tú que eres el consuelo de los afligidos,
Tú que eres el Rey magnánimo de la creación
y el Juez misericordioso de la humanidad,
no dejes de ayudarnos en nuestras carencias,
en nuestros problemas sentimentales,
en nuestras dificultades laborales y familiares,
y en todo aquello que nos causa desesperación.

Cristo Rey, hoy acudo a Ti
y pongo a tus pies mis dificultades y mis penas,
mis dolores, angustias y aflicciones,
deposito mi esperanza y fe en tu bondad infinita,
y te suplico que me des pronto alivio y solución para: 

(decir con mucha fe lo que se necesita conseguir).

Veneramos oh Jesús tu reino eterno
que posees como Hijo del Dios Eterno,
Tuyos son los cielos y tuya es la tierra,
Tu eres nuestro Salvador y Dueño,
por ello te pedimos que nos des tu auxilio
que nos llenes con tu Misericordia y con tus favores,
y que reines en nuestros corazones
con tu Poder, Amor, Paz y Gracia.

Bendito seas por siempre Señor nuestro,
divino Rey, amantísimo, Cristo Jesús, 
ten piedad de nosotros, compadécete de nosotros.

Oh Cristo Rey, a Ti toda gloria, honor y alabanza
por los siglos de los siglos.

Amén.

Rezar el Credo, Padrenuestro y Gloria.
 

ORACION PARA PEDIR SU REINADO

¡Oh Cristo Jesús!
¡Yo os reconozco por Rey  Universal!

Todo cuanto existe, de Vos  ha recibido el ser.

Ejerced sobre mí todos vuestros derechos.

Renuevo las promesas de mi Bautismo.

Renuncio a Satanás,
a sus pompas y a sus obras,
y os ofrezco vivir como buen cristiano.

Me esforzare muy particularmente,
por hacer  triunfar, en cuanto pueda,
los derechos de Dios y de vuestra Iglesia.
 
Os ofrezco, ¡oh Cristo Rey!
mis pobres obras y oraciones 
para alcanzar que todos los corazones
reconozcan vuestro amorosísimo  Reinado,
y así de este modo se establezca en todo el mundo
el Reino de vuestra paz.

Amén.



 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Followers

Google+ Followers

 
Blogger Templates