domingo, 6 de octubre de 2013

ORACION DE SAN AMBROSIO PARA DEFENSA, AMPARO Y PROTECCION


Imagen de San Ambrosio Obispo


¡Oh mi piadoso Señor Jesucristo!
Yo pecador, sin presumir de mis méritos,
sino confiando en tu bondad y misericordia,
temo y vacilo,
al acercarme a la mesa de tu dulcísimo convite,
pues tengo el cuerpo y el alma manchados
por muchos pecados,
y no he guardado con prudencia
mis pensamientos y mi lengua.

Por eso, oh Dios bondadoso,
oh tremenda Majestad,
yo, que soy un miserable lleno de angustias,
acudo a ti, fuente de misericordia;
a ti voy para que me sanes,
bajo tu protección me pongo,
y confío tener como salvador
a quien no me atrevería a mirar como juez. 

 
A ti, Señor, muestro mis heridas
y presento mis flaquezas.

Sé que mis pecados son muchos y grandes,
y me causan temor,
mas espero en tu infinita misericordia.

Oh Señor Jesucristo, Rey eterno,
Dios y hombre,
clavado en la cruz por los hombres:
mírame con tus ojos misericordiosos,
oye a quien en ti espera;
Tú que eres fuente inagotable de perdón,
ten piedad de mis miserias y pecados.

Salve, víctima de salvación inmolada por mí
y por todos los hombres en el patíbulo de la cruz.

Salve, noble y preciosa sangre,
que sales de las llagas de mi Señor 
Jesucristo crucificado
y lavas los pecados de todo el mundo.

Acuérdate, Señor, de esta criatura tuya,
redimida por tu sangre.

Me arrepiento de haber pecado
y deseo enmendar mis errores.

Aleja de mí, Padre clementísimo,
todas mis iniquidades y pecados,
para que, limpio de alma y cuerpo,
sea digno de saborear al Santo de los santos.

Concédeme que esta santa comunión
de tu cuerpo y de tu sangre,
que indigno me atrevo a recibir,
sea el perdón de mis pecados,
la perfecta purificación de mis delitos,
aleje mis malos pensamientos
y regenere mis buenos afectos;
conceda eficacia salvadora
a las obras que a ti te agradan;
y, finalmente, sea la firmísima defensa
de mi cuerpo y de mi alma
contra las asechanzas de mis enemigos.

Amén. +

Oh glorioso San Ambrosio:
que así como tu palacio de Arzobispo
tenía las puertas siempre abiertas
para que entraran todos los necesitados, 
ya fuera por estar faltos de ayudas materiales,  
o por necesitar tus consejos espirituales,
te rogamos nos abras las puertas de tu corazón 
para que encontremos refugio en nuestras vicisitudes, 
te rogamos nos des tu auxilio en las carencias, 
en los muchos problemas que a diario nos acontecen, 
y danos una fe más potente que nos guíe 
y una ardiente caridad para con el prójimo, 
que así también cada uno de nosotros
estemos siempre disponibles para hacer
todo el mayor bien posible a los demás 

y seamos dignos de recibir la defensa, 
el amparo y protección frente a todo mal y enemigo. 
Así sea.+ 

Haz ahora tu petición, ruega que por la intercesión de este gran santo puedas estar protegido y amparado en tus dificultades, en tus luchas diarias contra cualquier mal, adversidad y enemigo. 
Después reza con devoción y demostrando a Dios tu afecto y confianza, el Credo, un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria. 
La oración y los rezos tienes que hacerlos por tres días seguidos, o mas si lo considera necesario o precisas de una protección especial.

San Ambrosio (santo italiano del siglo IV, pastor de la iglesia, teólogo, obispo),  era un excelente orador y escritor, sus sermones llegaban a todos los corazones y servían de guía, tanto para el pueblo como para otras personas de gran dignidad, entre ellas san Agustín. 
Sus escritos (pastorales y espirituales) fueron, y son famosos por su elocuencia. Escribió numerosos libros donde con palabras llanas y hermosas da explicación a distintos pasajes de las Sagradas Escrituras. También compuso  canciones y oraciones muy bellas. 
Su buen corazón y su entrega le hizo famoso en su época, atendía a los enfermos, ayudaba a los pobres, daba auxilio a los encarcelados, incluso solicitaba indultos para los que eran condenados a muerte.
Insigne representante de la iglesia de occidente es Padre de la Iglesia.  

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates