lunes, 22 de julio de 2013

ORACION A LA SANTISIMA VIRGEN DE LA MERCED PARA PEDIR SU AYUDA Y PROTECCION


La Virgen de la Merced vestida de blanco, extiende sus brazos ante el rey y el Papa.

Santísima Virgen de las Mercedes,
Madre de Dios y de todos los hombres,

Vida, Dulzura, Esperanza nuestra,
Seguridad y Consuelo de los afligidos,
a Ti llegamos con nuestras cargas y miserias, 
con nuestros problemas y tribulaciones,  
buscando tu dulce auxilio maternal,  
por favor, Señora, escucha nuestro clamor. 

Atiende nuestra súplica como atendiste
en otro tiempo la de los cautivos cristianos,
y como a ellos diste auxilio y los libraste
de las cadenas de la opresión,
líbranos también hoy a nosotros,
de nuestro egoísmo y sus cadenas
líbranos de la mentira y de la avaricia, 

líbranos de cárceles, cautiverios y prisiones,
líbranos de la inseguridad y de la indiferencia,
líbranos de la injusticia, del odio y del rencor. 


 
Ayúdanos Santísima Virgen de la Merced,
a buscar y a encontrar remedio
a nuestras necesidades y problemas,
en especial este que tanta aflicción nos causa:

(expón tus problemas a la Virgen de las Mercedes
y pide te asista para que consigas lo que necesitas). 

Otórganos Madre y Corredentora,
Reina de nuestros corazones,
las gracias que hoy te presentamos, 
ten a bien hacer que en breve sean otorgadas
para que nuestras vidas sean más fáciles y dichosas, 
ayúdanos con tu caridad y misericordia
en nuestras miserias y adversidades,
y, como siempre, danos tu amparo y protección, 
envuélvenos en tu Santo Manto de amor 
y recíbenos en tus milagrosas manos, 
defiéndenos de los enemigos del cuerpo y alma
y socórrenos en todos los males y peligros.

Te invocamos, Madre de Misericordia,
y esperemos confiados que nos enseñes
a escuchar la voz de Dios, a amarlo de corazón  
y a seguir con fidelidad sus enseñanzas.

Y, ya que nuestro Señor Jesucristo, Tu Hijo,
desde la cruz nos encomendó 
a tu maternal cuidado y poderosa protección,
haz resplandecer sobre nosotros
el dulce nombre con el cuál te veneramos,
Santa María de la Merced,
Madre y Señora Nuestra.  

Amén. 

ORACION SALVE A LA VIRGEN DE LA MERCED

Salve Virgen Pura de Mercedes Madre. 
Salve redentora de cautivos, salve. 

Vuestro amparo buscan, benigno y suave, 
vuestros fieles hijos en este valle. 

Pecadores somos cargados de males 
ea pues, Señora no nos desampares. 

Vuestro Jesús dulce, que es fruto admirable, 
de vuestras entrañas, se nos muestra afable. 

Vuestros bellos ojos, llenos de piedades 
a nosotros vuelve, cariñosa Madre. 

¡Oh! clemente, ¡Oh! Piadosa, 
¡Oh! Dulce María, ¡Oh! Reina de los Ángeles, 
vuestro amor alcance 
quién de las Mercedes, Virgen Madre, os llame. 

Salve aquí os decimos míseros mortales 
salve entonaremos por eternidades. Así sea.

Reza a la Virgen, con entrega y fervor, cinco Avemarías 
y cinco Padrenuestros y cinco Glorias al Señor. 
Haz durante tres días seguidos la oración y los rezos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates