viernes, 4 de enero de 2013

INVOCACION A SAN MARTIN DE PORRES PARA GRAVES DIFICULTADES

San Marton de Porres con la escoba en una mano y el rosarios en la otra


¡Oh San Martín, hermano mío!
¡Atiéndeme!, no me dejes sin respuesta.  

En mis penas y tribulaciones, en mi sufrir,
 consuélame, dame el aliento que necesito.
En mis peligros y adversidades,
 ayúdame, libérame de males y maldades.
En mis flaquezas y tentaciones,
 protégeme, enséñame a ser fuerte y constante.
En mis dolencias y enfermedades,
 socórreme, no permitas que el dolor me afecte.

Dame la salud, que me es tan necesaria;
 y líbrame, te suplico con ardor,
de cualquier mal del alma o cuerpo. 


 
¡Oh benigno y compasivo hermano mío!,
 ¡óyeme! ante ti dejo todo lo que me aflige. 

En las angustias de mi pobreza,
 confórtame, dame el alivio y remedia mi necesidad.
En los quebrantos de mi infortunio,
 sálvame, tiende tu milagrosa mano y guíame.
En mis agobios y desalientos, en mis problemas, 
 ampárame, pide por mí y remedia mis problemas.

Ahora y siempre con tu ejemplo,
 enséñame a tomar cada día mi cruz;
 y alcánzame la gracia divina y la gloria del cielo.

 Amén. +

Haz ahora con esperanza tus peticiones, 
sabiendo que Fray Martín es muy querido del Señor, 
 y reza con confianza y mucha devoción 
tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias. 

BREVE BIOGRAFÍA 
San Martín de Porres (Lima 1579-1639).

“Es un santo no para una nación,

sino para el mundo entero” (Juan XXIII). 


Religioso de la orden de los dominicos,es el primer santo mulato de América. Hijo de padre español, que no pudo reconocerlo en un principio por pertenecer a la orden de Calatrava, y ser la madre, que era panameña negra liberta. 
Las abusivas leyes de la época impiden que sea religioso por ser negro, y tiene que ingresar como Donado en el convento de santa María del Rosario. 
Su entrega a Dios, la humildad, el servicio, la obediencia y un amor sin medida, hacen que pueda consagrarse años más tarde como hermano. 
Aunque tuvo que soportar envidias, humillaciones e incomprensión, dedicó su vida a la caridad, a curar enfermos, a dar alivio a quien lo precisara, a cuidar a los animalitos, y, sobre todo, a socorrer a los pobres y desfavorecidos. 
Se le atribuye el don de la bilocación, del control sobre la naturaleza, de la sanación, de la videncia, de la ciencia infusa. 
Entrego su alma a Dios el 3 de noviembre de 1639. 

Por su celo apostólico, su virtud, su gran humildad, su entrega, sus desvelos por socorrer a enfermos y necesitados y por sus continuos milagros, el pueblo le otorgó el apelativo de Martín de la Caridad. 
Es el Patrón Universal de la Paz, de la justicia social, de la discriminación racial, de los enfermos, de los animales, de los barberos, de los hortelanos, de los que trabajan con las plantas medicinales, de los peluqueros, de los barrenderos, de los porteros...
Padre y protector de los pobres, de los marginados, de los humildes, de los que padecen algún sufrimiento o necesidad de orden físico, sentimental o espiritual. 
Se le invoca para todo pues es muy milagroso y presta ayuda a quien pasa por dificultades, a quien con humildad acude ante él para que sea su poderoso intercesor en los Cielos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

SÍGUEME EN FACEBOOK

Entradas populares

Entrada destacada

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, ORACIÓN PARA PEDIR IMPOSIBLES

Jesús, mi Dios y Señor, mi amigo y hermano, que nos prometiste derramar abundantes bendiciones,  y con una generosidad verdadera,  ...

 
Blogger Templates