lunes, 3 de octubre de 2016

VIRGEN DE LA DULCE ESPERA, NOVENA PARA PEDIR SER MADRE Y TENER UN BUEN EMBARAZO Y PARTO




ORACIÓN INICIAL 
PARA TODOS LOS DÍAS

Oh amadísima Virgen de la Dulce Espera, 
oh Madre de mi Señor Jesucristo,
por el misterio de tu Santísima Encarnación ayúdame,
 ante Ti llego con el corazón lleno de esperanza,
ante Ti me presento para suplicar tu auxilio,
oye mis oraciones y mis palabras,
Tu, mi madre buena y poderosa que todo lo alcanzas
puedes hacer posible que se cumpla mi mayor deseo,
concebir y ser madre de una sana y preciosa criatura
que llene de felicidad mi vida y la de mi esposo.


Dulce Señora, ahora que estas tan cerca de Dios
emplea tu poder y valimiento y ruégale me bendiga 
con la dicha la dicha de ser madre,
que llene de alegría mi hogar y mi corazón.

Oh Padre bueno y misericordioso, 
Señor Dios del amor y de la vida,
 tenemos la esperanza puesta en Ti
y a través de María, nuestra gloriosa Madre Celestial,
te pedimos la gracia de un hijo.

Tú que por amor hacia tus hijos
nos regalaste la presencia eterna de nuestro Salvador, escucha estas sinceras y humildes suplicas,
y concédenos lo que con ilusión te pedimos:
por intercesión de María en la Dulce espera de Jesús,
te imploramos que nos concedas el don del hijo
que tanto deseamos y esperamos.

Amén.

¡Dios nos bendiga y conceda el milagro!


ORACIÓN FINAL
PARA TODOS LOS DÍAS

Hermosa Virgen de la Dulce Espera,
amadísima Madre del Niño Jesús y madre mía,
en Ti confío, en Ti espero,
tu Corazón de madre sabe todos mis deseos,
todas mis necesidades  
y los sentimientos que llenan mi alma.

Tuyo fue el sacro privilegio de ser Madre del Salvador,
por ello te pido, Virgen pura e Inmaculada,
intercede ahora con Él,
preséntale sin demora mis sueños y anhelos 
para que, de acuerdo con Su voluntad,
pueda yo ser madre de otros hijos
enviados por Nuestro Señor.
Esto pido,  en nombre de tu Hijo Divino,
mi Señor y Redentor.
 
Amén.

PRIMER DÍA

Atiende nuestro pedido Madre y Señora,
escucha nuestros más ardientes deseos

y protégenos en esta circunstancia 
para que podamos tener en nuestros brazos maternales
al hijo que ansiosamente aguardamos. 

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,
modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL
y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria.

SEGUNDO DÍA

Nuestra Señora de la Dulce Espera,

guía nuestra vida, nuestras acciones y palabras, 
protégenos bajo tu manto
y auxílianos en este anhelo ferviente de ser padres,
queremos que llegue un hijo a nuestro humilde hogar.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,

modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL

y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

TERCER DÍA

Virgen María, virgen pura y llena de gracia,
Tu que fuiste visitada por el Arcángel Gabriel
para recibir la gran noticia de ser la elegida
para ser la Madre del Salvador,
atiende nuestra suplica,
en ti depositamos nuestra esperanza, 
en ti ponemos nuestras vidas para que nos ayudes.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,

modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL

y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

CUARTO DÍA

Amadísima Virgen de la Dulce Espera,
una vez concedida mi petición te pido:
guia nuestro embarazo y acompáñanos

como lo hiciste con tu prima santa Isabel,
cuando ya mayor quedo embarazada de Juan el Bautista,
sé Tu la que me cuide y proteja durante mi gestación
para que mi hijo se desarrolle con normalidad.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,

modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL

y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

QUINTO DÍA

Bendita Virgen María te pedimos hoy
por las futuras madres
que afrontan solas el embarazo
para que sientan alivio al recurrir a tu ayuda,
y sepan también que Tu estas a su lado,

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo
que Tu, modelo perfecto de todas las madres,
me has dado.


Decir la ORACION FINAL
y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

SEXTO DÍA

Nuestra Señora de la Dulce Espera
ilumina con maternal cuidado mi vida,
haz que una vez concedido mi embarazo
lo nueve meses de gracia
en los que la virtud creadora de Dios
obra el mayor de los milagros,
sean perfectos y sin problemas.
y mi salud y la de mi hijo sea plena y sin complicaciones.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,

modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL

y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

SEPTIMO DÍA

Virgen María ayúdanos a dar testimonio de tu amor,
 y a seguir las enseñanzas de tu Hijo el Salvador,
ayúdanos a criar a nuestro Hijo en la fe,
a darle todo lo que precise para ser buena persona,
a que con amor, entrega y una buena educación,

crezca sano y feliz y no pase necesidades.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,
modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL

y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

OCTAVO DÍA

Nuestra Señora de la Dulce Espera
te pedimos hoy por aquellas madres embarazadas
que viven horas de angustia e intranquilidad
por motivos económicos o familiares
para que puedan dedicarse con total empeño al niño
que guardan en su seno.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,
modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL 
y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 

NOVENO DÍA

Virgen María, Madre del Salvador,
te suplicamos hoy
que atiendas el llamado de tantas parejas
que desean ver coronado su amor
con la llegada de un hijo,
y por todas las embarazadas que se encomiendan a ti buscando tu amparo y maternal cuidado.

También por aquellas futuras madres
que esperan un hijo en adopción,
guíalas para que encuentren el camino
hacia aquel deber que tienen predestinado en la vida
para cumplir el milagro del amor.

Permite que mi familia refleje
las virtudes de tu Sagrada Familia en Nazaret,
y ayúdame a seguir el ejemplo que Tu,
modelo perfecto de todas las madres, me has dado.

Decir la ORACIÓN FINAL 
y rezar tres Avemarías, Padrenuestro y Gloria. 




0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Followers

Google+ Followers

 
Blogger Templates