viernes, 1 de noviembre de 2013

ORACION A LOS ANGELES Y ARCANGELES PARA QUE AYUDEN A LAS ALMAS DEL PURGATORIO


San Miguel Arcangel y los Angeles Ayudando a las Almas del Pirgatorio


Jesús, Señor Nuestro,
Tú pasaste la noche anterior a tu pasión
en el Huerto de los Olivos, en Getsemaní.

Has conocido todos los pecados del mundo,
una carga que te aplastó e hizo sudar sangre.

Los apóstoles se quedaron dormidos
y no tuvieron fuerzas para velar contigo
durante las horas más duras.

Solamente tu Padre Celestial se conmovió
y te envió un ángel para consolarte
y darte fuerzas durante tu angustia de muerte.
 
Señor, mira a nuestros hermanos y hermanas
en el Purgatorio.

Ellos sufren más de lo que puede sufrir
un humano en la tierra
y Tú deseas que seamos compasivos
con su angustia y sufrimiento.

Tú nos das la oportunidad de hacer algo por ellos,
de vigilar con ellos, de rezar por ellos,
de ofrecer algo en su nombre;
pero principalmente, les podemos ofrecer la Santa Misa.

Si, también podemos enviar a nuestro Ángel Custodio
para que éste, con el poder de tu Sangre,
los consuele y fortalezca.

¡Cuán misericordioso fue Dios en el Huerto de los Olivos!

De la misma manera Él desea
que nosotros también seamos misericordiosos
con los que sufren en el Purgatorio.
 
Jesús, recuerda tu soledad en el Huerto de los Olivos.

Recuerda cuán bien te hizo
cuando el Ángel de tu Padre Celestial
te fortaleció y te contuvo.

Enséñanos a ser tan misericordiosos y amorosos
como tu Padre,
y llena a las Almas del Purgatorio
del mismo consuelo
que Tú recibiste en el Huerto de los Olivos.
 
María, Reina de los Ángeles,
ten piedad de tus hijos que sufren en el Purgatorio.

Envía a Tus Ángeles para que los ayuden.
Arcángel San Miguel,
Arcángel San Gabriel,
Arcángel San Rafael,
los nueve coros de los Santos Ángeles,
los Serafines y Querubines,
los Tronos y las Dominaciones,
los Príncipes y los Poderes,
los Arcángeles y Ángeles,
os pedimos con humildad,
en nombre de Dios y en el nombre de su Reina,
la Preciosísima Virgen María,
que acudáis rápido y ayudéis
a nuestros hermanos y hermanas en el Purgatorio.

Ellos sufren mucha angustia,
ellos tienen sed de Dios Eterno
más que un siervo tiene sed del agua de una vertiente.

Os ruego les deis las fuerzas necesarias, los liberéis  
y los guieis hacia el camino del Padre Celestial.

Amén.
 
Rezar tres Padrenuestros, tres Avemarías y tres Glorias.



 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Followers

Google+ Followers

 
Blogger Templates