lunes, 21 de octubre de 2013

ORACION A LA VIRGEN DE LA MEDALLA MILAGROSA PARA CASOS DESESPERADOS


Imagen de la Virgen con Haces de Luz Saliendo de sus Manos y a Sus pies, su Medalla

¡Virgen de la Medalla Milagrosa!
después de saludaros en el augusto misterio
de vuestra Concepción sin mancha,
os elijo, desde ahora y para siempre,
por mi madre, abogada,
 reina y señora de todas mis acciones,
y protectora ante la majestad de Dios.
 
Yo os prometo, Virgen purísima, no olvidaros jamás,
ni vuestro culto, ni los intereses de vuestra gloria,
a la vez que os prometo también
promover vuestro amor en los que me rodean.

Inmaculada Madre de Dios y madre mía,
que al entregamos tu Medalla,
te has mostrado dispensadora
de todas las gracias del cielo.
 
Reconozco mi indignidad para merecer tu protección;
pero miro tu imagen con los brazos abiertos
y recurro a ti en esta desesperada situación,
en estos duros momentos por los que estoy pasando
para que con tu piedad me ayudes a solucionarlos:

(hacer la petición).

Virgen milagrosa, te amo de corazón
y tengo la certeza de que atenderás mis súplicas.

Oh Virgen Inmaculada de la Medalla Milagrosa,
derrama sobre nosotros, tus hijos,
las bendiciones que has prometido
a cuantos honren tu Medalla.
 
Benignísima madre de Misericordia,
disipa con un rayo de tus manos
todas nuestras tinieblas interiores;
ayúdanos a andar nuestro camino espiritual.
 
Haz que tu Medalla sea escudo invulnerable
para nuestros cuerpos y para nuestras almas
y que nos ayude a vivir la vida de la gracia.
 
Recibidme, Madre tierna, desde este momento
y sed para mí el refugio en esta vida
y el sostén a la hora de la muerte.
 
Oh María, sin pecado concebida,
ruega por nosotros que recurrimos a ti. (Tres veces)

Amén.
 
Rezar con mucha devoción y confiando en la milagrosa
Virgen de la Medalla Milagrosa, tres Salves.
 
 
 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

CONTENIDO RELACIONADO:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Followers

Google+ Followers

 
Blogger Templates